Ver fondo
[x]

Amor continuo.-Parte 9 fanfic fanfic


hace 5 meses Popularidad 422 Visitas


Última prueba

Pasaron los meses poco a poco, antes de darme cuenta estábamos a finales de semestre. Cristina y yo ahora nos habíamos vuelto una pareja completamente oficial.


Poco a poco ella logró hacer un pequeño círculo de compañeros de personas completamente aleatorias de diferentes carreras, así mismo mejoró sus relaciones con mis amigos al grado de ser considerada una más del grupo.


Nuestras primeras citas fueron de lo más graciosas, la primera vez terminamos en comandancia después de que Cristina se peleara con un policía, en la segunda terminamos arrestados por el ejército porque Cristina noqueó a un soldado en medio de una discusión, en la tercera cita nos perdimos después de intentar “ir a viajar un fin de semana”.


Para mí eran claros mis sentimientos y a menudo los declaraba con confianza, Cristina los aceptaba sin embargo ella aún era incapaz de decirme “te amo”, pero lo entiendo, si lo dijera ahora sería una mentira.


Inconscientemente comencé a rendir más en la escuela, a investigar más por mi cuenta y ser más activo como persona, el tiempo que solía perder en cosas mundanas ahora lo dedicaba a mejorar. Cristina me había dicho “haz lo que quieras” y esas palabras eran tan liberadoras… Saber que podría hacer lo que quisiera sin importar qué, ella me apoyaría.


Entonces me fije una meta, me volveré el segundo al mando de la familia, haré lo que yo desee y cumpliré mis responsabilidades como el esposo de Cristina.


Entonces, poco después de haber terminado el semestre Cristina dejó de salir, ella se estaba hospedando en un hotel pues la casa de su familia estaba en otra ciudad, me contó que había recibido órdenes de su padre de no salir hasta nuevo aviso.


A los pocos días, cuando ya me encontraba bastante preocupado recibí un mensaje de Serena.


“Al parecer hay un traidor dentro del grupo de Frank que busca asesinar a la heredera. Sospechamos de su primo quien es ahora el más cercano en la línea de sangre y tiene un hijo de la misma edad que Cristina, probablemente busquen secuestrarla para ponerse al frente.”


Ese mensaje fue el único que recibí, pero también lo único que necesité. La imagen de mi mente de Cristina, de mi prometida siendo secuestrada encendió algo en mí.


Algo que no había tenido en muchos años y algo a lo que temía… Pero eso ya no importaba.


--|--


Dos días después. Un hombre se pasea tranquilamente, viste un suéter que tapa su rostro y bastante ropa, el hombre se acerca lentamente a la entrada del hotel “Bermet” donde se aloja Cristina.


Entonces, de entre los arbustos aparece un joven, un chico de apenas unos 20 años de edad que viste igualmente ropa pesada y oculta su rostro

.

-Así que aquí estás-el joven asiente y revela su rostro, a pesar de vestir una gruesa máscara que también enrolla su cuello su cara es apreciable, es Erick.


*Golpe*


El hombre encapuchado se abalanza sobre él con su puño y este es detenido por una mano de Erick, la fuerza del golpe habría sido suficiente para lastimarlo seriamente pero en su lugar este fue detenido, el hombre retira su mano y ve la sangre chorrear de sus nudillos.


Erick coloca un puño americano con filos por ambos lados en su brazo derecho y en el brazo izquierdo dos anillos de aspecto extraño.


-Detente, te daré solamente tres advertencias, va una-declara con voz fría.


El hombre ignora su petición y vuelve a abalanzarse contra él, esta vez con un cuchillo de combate intenta cortar su abdomen pero este es repelido por algo debajo del grueso suéter.


Erick conecta su rodillazo que el hombre esquiva, entonces cargando su fuerza en su brazo derecho este golpea sus brazos con los que se cubrió, el puño americano posee pequeños dientes filosos que desgarran la piel al contacto, estos atraviesan su ropa y dejan pequeñas heridas.


-Segunda advertencia-


Esta vez el hombre toma un arma de su bolsillo y apunto a la frente de Erick.


-Apártate, he recibido órdenes de solamente matar a la chica-


-Tercera advertencia, no quiero lastimarte demasiado señor Frank-Erick sonríe.


*Disparo*


De algún punto en las lejanías el disparo de un rifle hace volar el arma en el brazo del hombre, Erick se abalanza contra él y conecta y puñetazo con su brazo izquierdo en su rostro, entonces los anillos son activados y estos liberan una descarga que entumen por completo al hombre.

Erick lo ve en el suelo un poco deprimido y retira su capucha, el rostro de un hombre adulto de cabello rubio y complexión fornida. Un hombre de mirada sería y una presión gigantesca.


-Te dije que solamente te daría tres advertencias-suspiró-¿Qué intentabas probar con esto?-


-Ha…Ha…Ha-el dolor apenas le permitía burlarse de sí mismo-Pensé que había medido lo suficiente para ponerte en un apuro pero ni siquiera te inmutaste aun con un arma a punto de dispararte-


-Realmente estoy asustado, ¿quién no lo haría?-replicó Erick suspirando-Estoy seguro que un rato cuando se me pase la adrenalina iré a vomitar…-


Serena venía corriendo en las lejanías, ella se hincó para ayudar a su marido a levantarse.


-Te dije que hacer esto estaba mal… Mira como terminaste-suspiró.


-…Emm…Lo siento, por golpear a tu esposo-Erick se inclinó con una expresión de miedo.


-Está bien, él se lo ganó después de todo-respondió con una sonrisa.


*Disparo*


Una bengala fue disparada desde una parte lejana del hotel entre los árboles del jardín, poco después Cristina entró en escena.


-Así que al final era papá-suspiró-Tenías razón Erick, he cancelado lo demás-


El joven asintió.


Ambos padres miraron a su hija sorprendidos-¿Qué haces aquí?-replicaron a la vez.


-Erick me contacto y me contó lo que estaba sucediendo hace unos días, recibí instrucciones y ambos las llevamos a cabo para hacer esto de la forma más segura-


-Incluso si hubieras sido un real asesino y hubieras logrado pasarme habrías llegado a una habitación vacía-soltó Erick-Aunque de haber sido un asesino lo más probable es que estuvieras muerto desde hace tiempo-


Cristina asintió-Sí, ¿tienen idea de todo lo que tenemos que limpiar ahora?-


Frank recuperó algo de fuerzas y miró al cielo-¿Me estuviste siguiendo?-señaló un pequeño dron que ahora volaba cerca de ellos.


-Coloqué varios en la ciudad, te monitoree desde que llegaste en tu helicóptero privado en el hospital. Tenía varios drones y varios sniper colocados en las cercanías para cubrir el perímetro-Erick señaló un helicóptero en las lejanías-Incluso él estaba haciendo reconocimiento-


-… ¿Es en serio?-suspiró Serena-¿Qué tanto previeron?-


Cristina sacó de su bolso varios documentos llenos de hojas y folder por separado-Erick ideo alrededor de 20 planes diferentes cada uno con sus respectivas posibles variaciones. Así mismo contactó con varios asesinos a sueldo y traficantes de armas y drogas-


-El teléfono e internet de Cristina estaba siendo rastreado-replicó el hombre.


-Por eso le di un teléfono especial ya hace un tiempo-respondió Erick-Además, incluso en el peor caso ella contaba con algunas armas-


Erick retiró su suéter, bajo este se encontraban varios cuchillos, botellas con líquidos variados, pequeñas granadas del tamaño de un dado. Vestía una variación de un chaleco antibalas reforzado para resistir cortes de cuchillos y grandes impactos.


Así mismo la máscara que traía tenía fijo su cuello para evitar ser asesinado rompiéndolo. Vestía mallas anti-balas bajo su pantalón y rodilleras que poseían pequeños dientes. Por último calzado de trabajo con recubrimiento especial.


Erick sacó dos pastillas de uno de sus bolsillos y se las dio a Frank y Serena.


-Están inhalando el gas, deben tomar esto o empezaran a morir un poco en algunos minutos, sobre todo usted señor Frank, las heridas hacen más fácil el gas entrar al torrente sanguíneo, le recomiendo tomarla dentro de los próximos dos minutos. Cristina ya tomó el suyo hace tiempo-


La extraña escena familiar acabó con un par de padres sorprendidos y dos jóvenes completamente tranquilos.


--|--


Ha pasado una hora desde que frené al padre de Cristina quien venía a secuestrarla, ahora estoy en el baño con una horrible diarrea producto del estrés que me causó el confrontamiento de hace rato.


Puedo ver la conversación con sus padres a través de mi teléfono que está ligado a la cámara del hotel.


-Así que incluso manipularon las cámaras…-suspiró Serena.


Ellos ahora están hablando en la sala de la enorme casi casa que renta Cristina.


-Se creó una  muestra de escenas que al unirlas pareciera un nuevo patrón de comportamiento-Cristina sacó un pequeño chip y un usb-Recibí esto hace unos días el hombre que limpia los vidrios desde afuera, Erick lo contrató tras evaluar al único hombre nuevo en la empresa “Maxi-glass” que no sería sospechoso-


Maxi-glass es el nombre de la empresa que envía gente a limpiar los vidrios desde fuera de grandes edificios.


-También recibí esto-Cristina mostró una pequeña granada del tamaño de un dado, un taser muy pequeño con forma de anillo similar al mío y una manopla dentro de una bolsa sellada-

Esta manopla, al igual que la que usó Erick y el gas inodoro e incoloro poseen una droga mezclada con un compuesto químico que inhabilita los sentidos de la vista y la circulación adecuada de la sangre, es de efecto rápido así que basta con algunos minutos para que quien reciba esta toxina muera-


-Se suponía que él no debía involucrarte, ¿realmente te pareció bien arriesgar tu vida?-suspiró.


-¿Realmente habría estado bien quedarme de brazos cruzados mientras él hacía todo?-replicó molesta.


Es la primera vez que escucho a Cristina tan molesta, incluso su madre se quedó sorprendida.


-Entiendo que necesitabas probar a Erick pero si fue demasiado alto esto, ¿tienes idea de lo mal que debe estar su salud ahora? Lleva varios días durmiendo solo una o dos horas, estuvo a punto de fingir su muerte para no involucrar a su familia porque hizo contratos con un sinfín de personas peligrosas-


-…-el padre de Cristina lucía un poco asustado.


Aun alguien como él debe temer a su familia, a decir verdad yo también estoy sorprendido.


-“Estoy un 99% seguro de que esto es solo una prueba de tus padres, sin embargo ese 1% es suficiente para hacerme preocupar”, fue lo que me dijo-


-Lo entendemos Cristina… No debes alterarte tanto-su madre también lucía confundida.


Terminé mis necesidades, ya no había nada en mi estómago así que salí a la sala, mi presencia hizo que la ira de Cristina disminuyera bastante.


-A decir verdad…yo también estoy bastante molesto. “La forma de mostrar la verdadera resolución de Erick es usando lo más preciado para él”, no querían involucrar a mi familia así que lo hicieron con ella, ¿pero saben? Fue una mala idea. Nunca puedo tener certeza de algo pero en el momento en que entendí que existía la posibilidad de que me arrebataran lo que más aprecio de mi lado supe que no perdería-mire seriamente a su padre.


Me senté a ladro de Cristina y tome su mano. Cristina tomó aliento y declaró a sus padres.


-La ira del momento eventualmente se irá, creo que podemos  pasarlo esta vez pero, si vuelve a hacer algo de esta forma realmente no nos contendremos aun si se trata de ustedes-declaró.


-¿Estás dispuesta a matar a tu propio padre?-Frank declaró con voz fuerte.


-Estoy dispuesta a silenciarte un buen tiempo y hacerte reflexionar de tus acciones papá-volteó con Serena-Lo mismo contigo mamá, los respeto desde el fondo de mi corazón así que sería incapaz de matarlos sin una buena razón pero al menos ahora me siento con el derecho de escarmentarlos-


*Escalofrios*


-Vaya… Este resultado realmente no me lo esperaba-el padre Cristina dijo aquello después de mirar al suelo un poco arrepentido-Mis piernas están temblando, no puedo creer que mi propia hija y su novio hagan temblar a un viejo como yo. Ustedes realmente están a otro nivel-


-Nosotros…Realmente lo sentimos, por jugar con sus corazones… Pensamos por mucho tiempo las cosas y este era el mejor escenario para probar a Erick, aunque terminó sorprendiéndonos-Serena lucía realmente deprimida.


Cristina y yo nos miramos a la vez sonriendo tras ver a ambos padres arrepentidos y soltamos una pequeña risa.


-Vaya, así que incluso mi padre y madre pueden sentirse así de arrepentidos-soltó Cristina aliviada.


-Lo siento por ser tan irrespetuoso pero creo es un castigo acorde a sus acciones-declaré.


Ambos nos miraron sorprendidos-Ustedes… ¿Estaban actuando?-


-Sí, bueno…en cierta forma, las palabras de Cristina son las mías también y eso último iba completamente en serio-


Serena quien se había levantado volvió a caer en su asiento al perder la fuerza en sus piernas.


-Benedict me contó acerca del miedo que sintió de ti, el miedo de tu potencial. Sabíamos que solamente necesitabas un empujón pero este resultado es totalmente inesperado-Frank replicó sorprendido-Llevando tu cuerpo y mente al límite, podrías terminar colapsando-


-Lo haré en cualquier momento a decir verdad, pero es un pequeño coste a pagar por la seguridad de Cristina-apreté su mano.


Serena miró a su esposo encaprichada-Si me dices que aun después de lo que viste no lo has aprobado yo misma te haré cambiar de opinión-


Frank miró con miedo a su esposa y luego nos miró a nosotros-Sí, no tengo duda alguna. Aun son inexpertos y necesitan mucho conocimiento y experiencia pero realmente tengo fe en ustedes-


Cristina asintió feliz-Sí, ¿entonces cuándo podemos preparar la boda?-


-¿Eh?-Frank y yo respondimos a la vez.


-No te preocupes por eso, ya me he encargado de casi todo, estaba segura de que Erick pasaría la prueba así que hice los preparativos, incluso he preparado opciones de vestidos-Serena empezó a hablar llena de emoción.


Ambas se perdieron en su mundo, justo en este momento Cristina luce más humana que cualquier chica que haya conocido, las emociones que mostró hace poco no fueron fingidas, era su verdadero corazón hablando.


-Parece que mi hija encontró un buen hombre, espero que veles por ella en el futuro Erick-Frank me dirigió una mirada sería-Creo que ustedes encaminarán bien el futuro de nuestra empresa-


Asentí.


-Dime Erick, ¿qué fue lo que hizo que te enamoraras de mi hija?-


-…-


-Avergonzado, eres bastante humano a diferencia del tú frío y dispuesto a matar que me mostraste hace poco-sonrió.


-Yo... No lo sé con claridad, ella era completamente diferente de cualquier chica y cargaba con un peso enorme, aun así jamás se derrumbó y siempre se esforzó en mejorar. Sabía cuáles eran sus debilidades y quería atacarlas, no tuvo reparos en contactar con una persona común como yo, me trató como un igual, me escuchó y me comprendió. Decidí mis sentimientos desde el momento en que ella me creyó y me hizo una promesa imposible… Es gracioso, a pesar de reunir infinitas historias y tener una respuesta a la mayoría de las situaciones posibles de mi vida ella me mostró situaciones que no podía responder…Y mi corazón encontró las respuestas en ella-


*Silencio*


Las dos chicas a mi lado habían dejado de hablar, no lo noté hasta que yo también guardé silencio. Cuando voltee hacia ella ambas de miraban fijamente, Serena con una gran expresión lasciva y Cristina bastante avergonzada.


-Bueno, creo que eso lo decide, quiero cuatro nietos cuantos antes-Serena respondió.


-¿No te pareces demasiados? Empecemos por uno, una niña sería lo ideal-Frank negó molesto.


-Ambos lo están considerando…-suspiré.


Cristina me miró fijamente soportando la vergüenza-¿Realmente tanto he cambiado?-


Negué-Esas emociones, ese corazón siempre estuvo allí-sonreí.


Cristina miró mi pecho-¿Sabes cuándo decidí que quería pasar mi vida por siempre contigo? Cuando fui capaz de ver la luz de tu corazón-


-¿La luz de mi corazón?-


-A menudo relacionas ideas, emociones o pensamientos con “cosas del corazón”, siempre pensé que no debía preguntarte, que debía encontrar una respuesta… Cuando me hablaste y me prometiste que sin duda no dejarías que ninguno de los dos muriera, aun cuando no podía verte pude imaginarte. Pude ver tu corazón-ella acercó su mano y tocó mi pecho-Es lo más hermoso que he visto en mi vida-Cristina elevó su mirada, expectante- Dime Erick, ¿de qué color es mi corazón ahora?-


*Silencio*


-¿Deberíamos dejarlos solos ahora Serena?-


-No lo sé, me preocupa tener un nieto antes de que se casen-



-Tienes razón, será mejor que se contengan un poco-Frank nos miró a ambos en silencio.


Este hombre es demasiado extraño. En un solo día lo he visto temblar, sentir miedo, imponer su presencia, atacar con intenciones de lastimar y mostrar una mirada completamente vacía y por otro lado una mirada rebosante de vida.


-Es el equilibrio, es lo que te permite apreciar y proteger la vida, es la habilidad más importante que debe poseer cualquier miembro de la familia, aunque es la primera vez que veo a un chico tan joven con ella-dijo mientras me miraba en silencio y leía mi mente.


-Yo también-declaró Serena interesada-¿No serás un primo lejano o algo por el estilo?-


-…-


Cristina sonrió-Erick es simplemente lo que es, al igual que todas las personas él es resultado de su propia vida y experiencias-


-Tienes razón. Ahora realmente tengo curiosidad, el futuro que construirán dos personas que están al nivel de un heredero-sonrió Serena.


-¿Dos personas? ¿Quiénes?-pregunte.


-Cristina y tú-respondió Frank.


-¿Cristina y yo?-


-Sí, no me molestaría si tú tomas las riendas de la empresa y mi hija se queda como tu mano derecha o al revés, incluso podrían manejarla entre ambos-


-…-


Sus palabras están cargadas de un peso indescriptible, todo este tiempo pelee para estar al lado de Cristina pero ahora que quieren cargar en mí más responsabilidades.


-Es demasiado…-suspiré.


Sentí un pequeño crujido y sangre comenzó a brotar de mi nariz a montones.


Poco a poco perdí la consciencia. Cuando desperté dos días después estaba hospitalizado, al parecer tenía un grave caso de fatiga acumulada y la pelea con el padre de Cristina casi fractura los huesos de mis brazos y las articulaciones de mi mano derecha.


El día que desperté recibí una visita de Frank quien se disculpó conmigo, él tenía un brazo enyesado, cuando le pregunté acerca de lo sucedido me respondió con un “Es el castigo divino”.


Recibí visitas de mis amigos y de Cristina, a decir verdad esto es algo de lo que los padres de Cristina se enteraron después pero…La cantidad de personas involucradas en el evento del otro día era de más de 30 y la cantidad de ingresos gastados fue encima del millón y medio de pesos.


Todo esto fue gracias a los fondos que Cristina me había dado y la cuenta compartida que abrió en secreto de sus padres meses atrás, al final yo no era el único que preveía los peores escenarios posibles.

 

 

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0

De 1 a 6 que tanto te gusto?

0


Comentarios 0

Escribe un comentario


 

enviado por Bejeveg

sexo Masculino

pais 1218 (Nivel 5)

pais 99 Gemas

Mas sobre el autor
Tags
Te gusto esto?

Mas temas de Bejeveg

Estadisticas: